miércoles, 27 de junio de 2012

Tu estás equivocado, y yo tengo la razón

Jonathan Haidt autor del libro "The Righteous Mind: Why Good People Are Divided by Politics and Religion" (La mente justa: Por qué la gente buena está dividida por la política y la religión), ha estado indagando cómo se polariza la sociedad ante dilemas morales que acaban siendo políticos.

Según Haidt la mente utiliza dos mecanismos operativos: la intuición (rápida, salvadora) que nos permite no pensar muchas cosas en el día a día, y el razonamiento que piensa de una forma cognitiva los siguientes pasos que tenemos que desarrollar. Aunque eso si, un razonamiento que muchas veces busca certificar, justificar, razonar, lo que la intuición nos ha hecho hacer. Añádase a estos ingredientes que las personas (y los grupos que componemos lo refuerzan) nos creemos en la posesión de la verdad que, por cierto, es el pegamento que ha permitido generar actividades colaborativas dentro de grupos enfocando el altruismo hacia los miembros de nuestro clan.

Haidt cita a Howard Margolis,
Razonamos de forma moral no para reconstruir las razones por las que llegamos a una juicio, sino para encontrar las mejores razones para que los otros nos puedan acompañar en nuestro juicio.
Por ello si queremos influenciar a alguien, si queremos cambiar su forma de pensar, debemos influenciar su intuición, o sea conectar de forma emocional para luego poder intentar abordar desde la empatía la conversación. 

Nuestra moralidad está gobernada por 5 factores morales (o pilares). En función de nuestra afinidad política cambia el significado y la importancia que damos a cada uno de los pilares. La gente de izquierda valora dos por encima de todo: la Igualdad y el Cuidado. Los otros 3 pilares (Lealtad, Autoridad y Santidad) apenas los valora. Ahora bien la importancia de los cinco pilares, al ir recorriendo el eje desde la izquierda hacia la derecha, se va equilibrando para finalmente confluir y tener todos ellos un peso similar. O sea la gente de derechas utiliza todos los pilares para hacer valoraciones morales mientras que la izquierda se apalanca sólo en dos.

¡La matriz moral de interpretación del mundo cambia según nuestro posicionamiento político! O viceversa, la gente que valora mas las experiencias nuevas, que nos les importa el cambio, las personas más abiertas, interpretan los pilares de la Lealtad, Autoridad y Santidad como corsés que les impiden experimentar (y desprecia y no entiende por qué otros puedan valorar temas ligados a los otros pilares); y viceversa la gente que valora mas el status quo, el orden, la autoridad, y la tradición no entiende que otros sólo valoren la Igualdad y el Cuidado.

Para complicarlo más, el valor semántico dado a cada uno de los pilares es diferente. Centrándome en los dos más selectivos: la gente de la izquierda ve la Igualdad como la justicia social mientras que la gente de la derecha ve la igualdad como equidad, proporcionalidad: quién más hace mas recibe - no se debe quitar a unos para dar a los perezosos o a los inmigrantes ilegales. De forma similar, en el pilar del Cuidado, la gente de derecha valora el cuidado de los que se sacrificaron por el grupo, el altruismo de nuestro grupo es hacia los nuestros. La izquierda entiende el cuidado como el cuidado universalista de los desamparados.

La conclusión de Haidt es que la moralidad une y ciega. Une a personas en grupos para poder conseguir metas colaborativas. Ciega porque no les deja pensar fuera de sus preconcepciones. Creer, hacer y pertenecer.

No somos capaces de cambiar una sociedad si no tenemos en cuenta el efecto del cambio en el capital moral de la misma, y para ello debemos considerar/respetar los temas sagrados de los demás.
"Si hay un secreto para el éxito, éste radica en la habilidad para entender el punto de vista del otro y ver las cosas desde su perspectiva, además de la tuya." (Henry Ford)

Como comenta al final del video de TED.com (ver video al final):
Muchos de los problemas que tenemos que resolver son problemas que requieren que cambiemos a otros. Y si tu quieres cambiar a otros, una manera mucho mejor de hacerlo es primero entender quienes somos - entender nuestra psicología moral. Aceptar que todos pensamos que tenemos la razón y entonces, alejarte, salir de la matriz moral y tratar de verlo solamente como una lucha sobrevenida donde todos piensan que tienen razón, y todos tienen al menos algunas razones (aunque estés en desacuerdo) para hacer lo que están haciendo. Y si lo haces, ese el elemento esencial para cultivar la humildad moral, saldrás de esa condición humana de estar siempre en lo cierto.

Relacionado:  
  1. Test para ver tu posicióncon respecto a los 5 pilares morales
  2. The Emotional Dog and its Rational Tail:A Social Intuitionist Approach to Moral Judgment
  3. Jonathan Haidt descodifica la psicología tribal de la política 
  4. How Critical Thinkers Lose Their Faith in God 
  5. No pienses en un elefante, lenguaje y debate político  
  6. 75% de IRPF para millonarios: ¿justicia social o castigo al rico?



 La traducción del vídeo tiene un gazapo: en USA los liberales son las personas de izquierda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario