miércoles, 28 de noviembre de 2012

La hipótesis de Trivers–Willard

La Hipótesis de Trivers-Wallard predice un trato desigual de la descendencia en función de su sexo y su potencial de descendencia. Así, en una población poligínica los padres en buenas condiciones económicas invierten más en su descendencia de sexo masculino mientras que las pobres invierten mas en las chicas. Esto es porque su hijo tendrá más acceso a copular con otras hembras y así aumentar su descendencia, mientras que las hijas tienen un menor poder de generar descendencia. Esta situación se invierte con padres de condición pobre, pues su descendencia masculina tendrá menos oportunidades para encontrar pareja.  (En una sociedad poliandríca lo contrario es lo cierto.)

Esta teoria se acaba de comprobar en Kenya analizando cómo afecta a la manera en la que las madres dan el pecho a sus hijos y en la calidad de la leche que recibe su descendencia. Curiosamente han demostrado que las madres con mayor poder económico dan el pecho mas frecuentemente a sus hijos varones, lo inverso ocurre con las madres con menos posibilidades que dan de mamar mejor a sus hijas.

En ambos casos las madres producen leche con mayor contenido en grasa para el sexo que favorecen. (2.8% de grasa para el hijo varon contra 0,6% de grasa para las hijas en el caso de las madres ricas con un hijo, 2,6% contra 2,3% para madres pobres).

¿Podrá esto afectar la forma en la que optimicemos la forma en la que se crien nuestros hijos?

Fuentes:
1) http://www.nature.com/scientificamerican/journal/v307/n6/full/scientificamerican1212-20.html
2)

No hay comentarios:

Publicar un comentario