miércoles, 21 de marzo de 2012

Cuanto mas dificil sea aprender un tema, ¿mayor será su retención?

¿Tiene sentido que cuanto más difícil sea aprender un tema, mayor será nuestra capacidad de retención y de aprendizaje a largo plazo? ¿Puede ser que fuentes difíciles de leer provoquen que retengamos mejor un tema?

David Oppenheimer, Connor Diemand-Yauman y Erikka B. Vaughan  definieron un par de experimentos que llegaron a esta conclusión. Dieron unos textos a leer a dos grupos de personas sobre temas que desconocían. Cuando la información facilitada estaba escrita en fuentes difíciles de leer, (p.ej. Comic Sans)  los estudiantes retenían más información que si leían una fuente de fácil lectura (p.ej. Arial). (Los que leyeron en Arial retuvieron lo aprendido el  72.8% de las veces, comparado con el 86.5% que cosecharon los que leyeron el Comic Sans.)

Parece que tiene sentido, si pensamos que cuando algo es difícil de leer, igual nos fijamos más y lo leemos más lentamente. La moraleja es que si queremos que la gente recuerde un texto, debemos, en contra de lo que parece intuitivo, utilizar una fuente algo difícil de leer.

¡Sólo pensar en leer un libro entero en Comic Sans me produce escalofríos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario